La cara oculta del calamar macho.

Los calamares, al igual que los demás cefalópodos, utilizan su capacidad de cambiar de color para comunicarse entre ellos. Pero cuando llega la hora de aparearse, el calamar adopta una posición muy particular y divide su cuerpo en dos partes: por el lado que pueden ver los otros machos, el ejemplar adquiere una coloración agresiva con la que advierte del peligro que corren si se acercan.

En la otra mitad de su cuerpo, el calamar muestra su cara más agradable, de forma que la hembra solo perciba lo mejor de él y de esta manera conseguir aparearse.

Para que lo puedas comprender mejor, visiona este vídeo.


Resulta muy curioso la similitud que tienen estos bichos con los seres humanos.

Bienvenid@ a Xakata.net.

Puedes publicar un comentario rellenando el formulario o si no quieres lo mejor sera que no escribas nada, tu sabrás.
EmoticonEmoticon